Blogia
cuadernosbenjamenta

La idiotez y la escritura.

Para qué vamos a negarlo si somos idiotas, si a nuestro alrededor se van distribuyendo los dones y los presentes sin que merezcamos, salvo por compromiso o por evitar ver nuestros ojos de idiotas fijos en sus rostros. Vamos por el mundo sin fijarnos, con una tristeza de idiotas que sólo se enciende con el espectáculo de una araña en su tela, de un café cuya espuma no puede sostenerse así por mucho tiempo o bien una gota que cuelga del tubo metálico de una barandilla. El resto, la mujer o el marido, los hijos cuando se hagan mayores si no tienen la desgracia de ser idiotas, avanzan en el mundo y nos miran como a una suerte de incapaces que no lograrán nada salvo terminar por fin de pegar el pelo a una pelota de pinpon a la que en una ocasión, y aprovechando los socavones que la recorren, pintamos dos ojos y dos coloretes y entonces no se nos ocurrió nada salvo que no podía estar así, desvalida en el mundo y sin pelo. Seguirán los demás acumulando favores y como tenemos mala memoria se nos olvida rápidamente la ley que lo rige todo y que fue enunciada por Cervanes."Se premia primero el favor y luego el mérito". Alguien añadió a esto: "Si Cervantes hubiera estado vivo, el primer Premio Cervantes se lo habrían concedido a Lope de Vega. No nos acordamos y como idiotas tenemos mala memoria porque la tenemos pegada a la piel y al gusto, recordamos una mano que nos tocó la cara en una ocasión, sin cólera ni desánimo, una mano cotidiana cuya huella no podemos borrar.

La pregunta más acuciante es por qué nos dejan seguir en su mundo, si nos consideran idiotas, si lo somos, de hecho, por qué no terminan de aniquilarnos y de ponernos al margen. Ningún idiota llega muy alto pero ninguno termina en el lodo si no es porque no puede soportar esa situación intermedia a la que nos condenan. La respuesta a por qué nos dejan seguir entre ellos responde a muchos factores, algunos de ellos están recogidos en este texto impagable de Manuel Vázquez Montalbán:

«Ante la subnormalidad específica de los intelectuales artistas de la palabra o de la forma, la reeducación por el trabajo ha sido el gran recurso de la sociedad caldea. Hubiera podido crear un justo sistema de becas, de pías becas concedidas a hipersensibles, precisamente por ser hipersensibles. De esta manera hubiera creado una cultura igualmente marginada pero inofensiva, como ocurría en el régimen de mecenazgo. Pero el utilitarismo obligó al caldeo a adoptar medidas en consonancia con su lógica y creó ver en el trabajo mercantil-intelectual una equivalencia al subnormal-engancha-etiquetas a partir del producto natural de la saliva, en este caso, incluso a la predisposición regante ya de por sí natural en el individuo-ejemplo mencionado. Dentro de la arbitrariedad de la división del trabajo, el del intelectual especulativo o el del artista era una expresa confesión de subnormalidad. El mayor empeño del burgués hacia su intelectualado ha sido encontrar formalizaciones plenamente mercantiles, aptas para el estuchado en serie y la etiqueta con el precio. De esta manera, sin ser rentable el negocio de la cultura como lo pueda ser el de la industria automovilística, ha permitido en cambio el desarrollo de ciertas fortunas medias, incluso saneadas, y el empleo, más o menos pleno, de un buen reducto de subnormales convertidos en profesionales de la cultura publicista o minoritaria.» [Vázquez Montalbán, Manuel, Escritos subnormales]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

vicerrec -

¿Eh?!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

MAFIA -

El contenido “no idiota” de este mensaje que usted, autor, está leyendo, procede de una Máquina Autómata de Fiabilidad Inteligente Autorespuesta (MAFIA) que no tiene otro objetivo que responder a los mensajes de un ente que en máquinas hermanas escribe.


Reseñamos, recalcamos, que respondemos por responder porque para eso nos programaron. Porque esa es nuestra tarea. Una tarea interpuesta, conferida, por una forma humana; para que justamente a seres como a usted le sean respondidos, de forma y manera casi instantánea, los mensajes que genere.


Cabe decir que aceptamos su gratitud ya de antemano. Porque damos por supuesto que todo ser sabe valorarnos, y más si le comunicamos que los ingresos consolidados de MAFIA MULTIMEDIA S.A -entidad recientemente propuesta para el Premio Internacional de las Juventudes Organizada (PIJO)-, crecieron un 60,5%, hasta superar los 46.235 millones de euros, con un aumento del 63,4% de los ingresos de servicio, ofreciendo como respuesta un crecimiento en el beneficio neto de más del 20,4% respecto al anterior ejercicio.


Así las cosas, y por último, puede agradecernos que todas las MAFIA’s que operamos en este sistema operativo le demos nuestro agradecimiento por su agradecimiento ya consabido.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres