Blogia
cuadernosbenjamenta

Sobre varias cosas que un niño (y lo digo en masculino) puede enseñar a su padre (y lo digo en masculino)

1.      Desear algo es un argumento suficiente para pelear por ello.

Corolario: el deseo no juega al juicio y a la jerarquía, el juicio no juega a la estatua y al centro.

2.      Ver satisfechos los propios deseos es:

a.       En los que contribuyen a que se realicen:

                           i.      Mostrarles que ellos también pueden tener deseos sin justificación.

                         ii.      Permitirles la felicidad subsidiaria de cumplir los deseos de otro.

b.      En uno mismo, uno de los instantes del deseo que no puede agotarse en lo deseado.

3.      Imaginar no es un modo distinto de ser: imaginar es ser.

Corolario: sólo a un estúpido se le ocurre imaginar algo distinto de lo que es.

Tarea extraída del corolario: imaginar lo que es.

Consecuencia: un cocodrilo es un cocodrilo. 

4.      Es mejor estar ocupado en algo que pensando en qué se ocupará el tiempo.

    Corolario: un niño (y lo digo en masculino) pregunta cómo se usa, cómo funciona, cómo se llama, nunca pregunta qué es. 

5.      Las cosas se pueden interrumpir en cualquier momento. El final de una tarea es una decisión que puede situarse en cualquier instante de ésta.

Corolario: la repetición no es un estado de la infancia.

6.      Dormir no es ni una actividad ni una inactividad

7.      Hablar sin tener nada que decir es un modo de decir te quiero.

8.      Sentir tedio es un síntoma de estar vivo. En el tedio, el tiempo no pasa.

9.      Se puede tener una responsabilidad infinita hacia las cosas pequeñas.

10.  Siempre es posible decir que no, aunque se ignoren los motivos.

 Conclusión y final y coda: eso es la revolución.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres