Blogia
cuadernosbenjamenta

Donde vivo

Donde vivo

cualquiera tiene su ración de color y de luces.

de moda y de fiesta.

Donde vivo la ebriedad tiene sus horas

debe ser en compañía y

producida por una marca registrada. 

La ebriedad que produce el amor

o la belleza

deben ser atenuadas,

condenadas a la intimidad y

tener también sus horarios

no interferir con lo urgente. 

Donde vivo cualquier puede vestir

Una prenda de diseño

Con la condición de que la cambie lo antes posible.

La repetición es una lacra 

que debe ser desterrada.

Donde vivo

nada crece.

Donde vivo,

la pobreza de ideas es de colores,

sobria y cambia cada día. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres