Blogia
cuadernosbenjamenta

Verso sin dignidad ni elogio

Los pobres sueñan con ser limpios

con decir la verdad y con que nadie tenga que llamarles la atención.

Cuando se despiertan piensan:

"Yo duermo a pierna suelta porque nadie podría levantarme un dedo para acusarme"

"Soy un ejemplo para mis hijos"

Mientras duermen acallan el hambre de otras cosas. 

El que se rebela lo hace conforme a los mandamientos que,

precisamente están hechos para que nadie pueda levantarse.

El mundo aparece iluminado y lleno de gente,

el que tiene teme perderlo y por eso

se acomoda y se inclina y acepta. 

No aceptar la realidad se considera delirio y

está penado con los consejos de los que no se atreven ni a pensar. 

El que no tiene teme perder la dignidad y el nombre.

Muchos hombres vendrán a tu entierro porque fuiste bueno,

sí, pero no podrás verlos.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres